RPMCR.jpeg

Mensaje a Medios de Comunicación

Ramiro Hernández García

Presidente del PRI Jalisco

 

Miguel Castro Reynoso es uno de los activos más importantes de nuestro partido no solamente por su trayectoria sino por la probidad con la que se ha conducido en sus diversos encargos (dos veces alcalde de Tlaquepaque, diputado local, secretario de estado). 

Previo a ser procesado, Miguel Castro acudió voluntariamente a todos los citatorios que le realizo la Fiscalía Anticorrupción.

Además una vez que lo mandaron llamar ante los Juzgados Penales, y lo vincularon a proceso, también compareció sin necesidad de ser obligado.

Siempre ha dado la cara, mostrando disposición y respeto por las autoridades. Extraordinario ser humano de conducta intachable que jamás salió de sus actividades para disimular lo que no es. 

Cabe mencionar que la prisión preventiva es una medida que se impone cuando existe la presunción fundada con evidencias  de que una persona pueda sustraerse de la accion de la justicia. Yo hago una pregunta abierta a la opinión pública: ¿alguna vez Miguel Castro ha dado indicios de querer evadir a la justicia? ¿En qué fundamenta la autoridad judicial al dictar prisión preventiva cuando NO existe ninguna evidencia legal que apunte a una intención de Miguel Castro por escapar y evadir su procedimiento?

Miguel Castro ha acudido a cada una de las audiencias a las que ha sido requerido, ha sido un hombre que se ha conducido con integridad tanto en su etapa como funcionario como en los últimos meses frente a estas acusaciones de las que ha sido objeto sin fundamento. 

Nunca ha dejado de dar la cara, por el contrario, está tan seguro de su inocencia, que ha ofrecido encuentros públicos y entrevistas a diversos medios de comunicación.

Hacemos un atento llamado a la reflexión a quienes toman decisiones como ésta en Jalisco. Con esta acción no solamente se están cometiendo excesos, sino que están afectando la integridad de un hombre de reputación pública.

Nosotros respaldamos a Miguel incondicionalmente. Estamos absolutamente seguros de su inocencia y lo acompañamos en este trance tan doloroso para él y su familia. 

Confiamos en que las autoridades jurisdiccionales  como gubernamentales que se apagaran a lo que instruye la norma.