La transformación de los partidos debe pasar por los jóvenes

 

La transformación del Partido Revolucionario Institucional, necesariamente debe pasar por los jóvenes y las mujeres o de lo contrario, todo será simulación, porque los menores de 30 años serán el motor del cambio, pero también les corresponderá generar nuevos modelos políticos de participación social, fortaleciendo principios, ideología y causas del PRI.

Lo anterior es la conclusión a la que se llegó en los foros de capacitación “Participación de los jóvenes en la transformación de la democracia”, que realizara el Instituto Reyes Heroles, en donde conferencistas especializados hablaron de la importancia de este sector, de su participación en la vida pública, sus intereses pero también, la queja de muchos jóvenes de que son marginados por su edad y poca experiencia, sobre todo, dijeron, cuando se trata de mujeres.

Jonathan Chávez, Gustavo Zúñiga y Teresa Escobar, fueron los conferencistas que hablaron de la importancia de los jóvenes en la participación política en el país, considerando que quienes tienen hasta 29 años, son 27.5 por ciento del total de la población y en donde el interés por la política es muy poco, principalmente por desconocimiento de lo que realmente es la actividad e influenciados por opiniones que hablan de que se trata de una actividad corrupta.

Presentaron resultados de algunas investigaciones que se realizan desde la Universidad Nacional Autónoma de México, UNAM, en donde Jonathan Chávez es investigador y uno de los más jóvenes, refiriendo el comportamiento de la juventud antes, durante y posterior al proceso electoral, en donde la influencia de la propaganda política jugó un papel determinante, pues de un marcado des interés que había por las actividades políticas en marzo pasado (en una encuesta nacional, sólo 16% dijo estar interesado), pasó un 56% que quería saber del tema, unos días antes de la elección, pero este mes, al levantarse nuevamente la muestra, se encontró que nueve de cada 10 jóvenes no quieren al respecto.

Esto nos muestra una urgente necesidad de que los jóvenes se involucren en la política y que ese bajo porcentaje de interesados en la actividad, convoquen a quienes se muestran apáticos, pero lo hagan a base de resultados, de trabajo hacia el interior del partido, porque sólo mostrando qué es realmente la actividad es como podrán convencerlos. “La política es mucho más de lo que hemos visto”.

Para Gustavo Zúñiga los jóvenes serán una gran fuerza en la construcción de ciudadanía participativa, pero desde los partidos políticos y para ello deberán dejar de ser un sector prácticamente invisible, porque hay conductas discriminatorias hacia ellos de algunos institutos políticos que consideran que su falta de experiencia no les permite una participación política plena.

Sin embargo, destaca, la transformación de los partidos políticos deberá pasar obligatoriamente por los jóvenes y por las mujeres y para ellos deberá haber agendas especiales de trabajo desde todos los ámbitos y niveles de gobierno porque es la única manera de hacer tejido social y eso obligará en el corto tiempo a empujar relevos generacionales.

Pero en esto habrá una gran responsabilidad de los jóvenes porque si bien utilizarán los partidos políticos como vehículos de cambio social, estarán obligados -dice Teresa Escobar-, a genera hacia el interior del PRI un mayor sentido de pertenencia y sobre todo, a consolidar principios e ideología, a tener causas sociales por las que verdadera se pueda luchar no solamente desde los institutos políticos, sino desde la sociedad en general.

Bernardo González Mora, el dirigente del Instituto Reyes Heroles en Jalisco, hizo un reconocimiento a los conferencistas, en tanto que Alberto Lugo Ledesma, secretario de Organización del instituto a nivel nacional, comentó al clausurar los trabajos, que los jóvenes deberán luchar por alcanzar más espacios de participación política en todos los cargos de elección popular, pero esforzarse en triunfar en ellos y empujar, entre todo, una agenda del sector.